Hace como un mes vi esta película por la tele.

YouTube Preview Image

En su momento no quise o no pude pasar por taquilla, ¿quién sabe?. Cameron Crowe es un director que ha hecho alguna película que me avergüenza decir que me gusta, como “Jerry Maguire”, y quizá no quería darle otra vez la oportunidad de confesarme a mí mismo que soy un horterilla melodramático. Si la hubiera visto cuando se estrenó, año 2000, seguro que me hubiera emocionado.

No ha sido el caso esta vez.

Tampoco es que me horrorizara, ni mucho menos. No la considero una película excelente, ni siquiera una buena. Y, sin embargo, hubo algún momento en el que se me saltaron las lágrimas. No por la secuencia en sí, sino por la canción que sonaba en ese momento. Una de las dos de Elton John que pueden escucharse en “Casi famosos”.

YouTube Preview Image

A pesar de que he visto varias veces a Elton John en directo no la recordaba. No he escuchado completo el disco en el que está, “Honky chateau”, así que es probable que no la conociera en absoluto.

O quizá sí.

Las canciones te afectan de manera distinta en según qué momentos de tu vida las escuches. Si Elton tocó “Mona Lisas and mad hatters” en Las Ventas en aquel bolo de los 90 en el que Tomatito fue el telonero a mí no me afectó lo suficiente. Todo lo contrario de lo que me ocurrió cuando, distraídamente, presenciaba cómo el protagonista corría para evitar que Penny Lane/Kate Hudson sucumbiera de sobredosis más o menos accidental.

Ahora debería elucubrar las razones por las que este baladón de Elton John me tiene obsesionado. Es cierto que es un tema típico de Elton y Bernie Taupin, aunque tiene alguna particularidad. Por ejemplo, suena un instrumento de cuerda que en los créditos he identificado como una mandolina manipulada por Davey Johnstone. La letra no es tan acaramelada como la de otros éxitos firmados por John & Taupin como “Candle in the wind” o “Your song”. Es una canción reconocible como escrita e interpretada por Elton John, sí, pero es un Elton John que se atrevió a salirse unos metros de su camino.

Esa es la clave.

No pierdas tu personalidad pero no te repitas.

Tan fácil de decir. Tan difícil de poner en práctica.

Por eso Elton John era intocable a principios de los 70. Y si quedan dudas podemos escuchar esta canción, también presente en “Casi famosos”.

YouTube Preview Image

Comments Comments Off